Aves del Barrio, el primoroso libro de Natalia Solari

(Barranco, Lima) Se pasó Natalia Solari, la inteligente promotora del Proyecto Barrio, en Barranco. El libro que ha puesto en circulación sobre las aves que pueblan nuestros espacios públicos no solo va a llenar un vacío en cuanto a producción de este tipo se refiere sino que se constituye en un valioso (y necesario) canto a la ciudad que están construyendo colectivos como el suyo y gente de a pie como los que van a adquirir su singular y cálida propuesta.

Conozco a Natalia hace muchos años, a ella y a su familia. Mari, la madre, es la capitana de Las Pallas, el taller de arte popular de la calle Cajamarca, en el corazón barranquino, mi barrio; sus hermanos, Santiago y Sebastián, uno en Vichayito, otro en Barranco o Madre de Dios, impulsan proyectos de vida novedosos, combativos que suelo visitar. Sebas fue mi alumno en Los Reyes Rojos y desde inicios de los noventa infatigable obrero de la Lima del futuro; el Proyecto Barrio, sin duda, representa su criatura más conocida. Autor de dos libros sobre árboles limeños, Sebastián es un infatigable hacedor de revoluciones.

(No voy a hablar de Adriana Solari ni de los Gruenberg, Philippe, Claudio y Lorenzo, los otros miembros del clan, aunque ganas no me faltan). Bueno, Natalia hace un año y medio cogió su máquina fotográfica, cruzó la vereda de al frente de su casa y se lanzó a la aventura de reconocer, de conocer personalmente, a las aves que revoloteaban cerca a su ventana y al otro lado de la vecindad. El resultado, una antología de 24 aves presentadas de manera sencilla, vivencial, como quien habla de los hijos propios o de las mascotas que alguna vez se tuvo en la infancia. Con fotos, además, sugerentes, tomadas por el ojo atento del voyeur, del sorprendido paseante que se entretiene apreciando el mundo exterior, el mundo que vibra fuera de la oficina y la vida a mil por hora.

No estamos hablando de una guía para iniciados, en estricto sentido tampoco de un libro para niños, mucho menos de un sesudo compendio de los emplumados que se esconden en el bosque o hay que ir a buscarlos a los confines más remotos. Lo de Natalia es otra cosa: un testimonio para todas las edades sobre las aves de nuestros jardines y callecitas, una mirada personal sobre la presencia de esos seres que nos acompañan desde siempre y tienen mucho que darnos, si es que se lo permitimos. Cuenta Nati que un día, así por así, decidió poner más atención a los ruidos de la calle, a los aleteos de esas mismas criaturas que alborotaron su infancia en las fronteras de Lima y los años de su adolescencia en Barranco, cuando Cajamarca era una callecita despoblada de árboles donde se quemaba la basura en la esquina donde alguna vez funcionó el colegio San Fernando. Y nació la idea.

“La calle para mi, después de este viaje, cambió para siempre; he aprendido mucho sobre los cantos de las aves y si no logro identificar uno regreso corriendo a casa a buscar información…”. De hecho el esfuerzo de Natalia, de precisar conceptos aprendidos e identificar algunos de los individuos que fue cazando con su lente, fue aderezado por los consejos de Fernando Angulo, un birdwatcher profesional que le brindo su incondicional apoyo y que estuvo entre los concurrentes en la presentación de Aves del Barrio, hace dos semanas.

Ese día, acota con orgullo, “Sebas –mi hermano- comentó que al final, todo se encadena. Primero fueron los árboles. Con los árboles llegaron las aves y con las aves, los mamíferos…. Un círculo maravilloso que se complementa con la abundancia de plantas cuyas semillas fueron dispersadas por las aves y que a la larga le servirán de alimento. Un ciclo maravilloso”. Las aves son inspiradoras, me dice mientras me va narrando su sueño y a mí no me queda ninguna duda.

“Nos soy ornitóloga ni pretendo serlo. ¿Sabes?, me gusta la idea de hacer cosas más sencillas, tal vez mi próximo trabajo sea algo como esto, un librito sobre las flores del barrio, algo que nos ayude a los adultos a salir de tanto desconocimiento”. Se pasó Natalia, su libro aterriza en un momento clave para una ciudad que lucha por ser más amigable, que intenta salir de la barbarie y palpitar mejores emociones. Y también en los días previos a la navidad, un momento ideal para correr a comprarlo y regalárselo a los amigos, a los más chicos y a los mayores. De aves esta poblado el universo, de aves están llenos los barrios, los espacios de todos, los ecosistemas urbanos donde nos socializamos día a día. Buen viaje, alado, Natalia, que tus nuevos proyectos tengan el cimbreante vuelo del turtupilín y la altura del planeo colosal del gavilán acanelado.

Aves del Barrio
Natalia Solari Morgan
21 x 16 cm
natasolar@gmail.com
www.proyectobarrio.com

Lugares de venta: Artesanía Las Pallas, El Virrey, La Casa Verde, Librería Sur.

Artículos relacionados
Proyecto Barrio expone en San Marcos
http://www.soloparaviajeros.pe/edicion71/nota9.html
Apoteosis del carnaval de Barranco / Guillermo Reaño
http://www.soloparaviajeros.pe/edicion58/nota1.html

Anuncios

Publicado el diciembre 19, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Greetings, I spotted your blog on http://boletodeida.wordpress.
    com/2012/12/19/aves-del-barrio-el-primoroso-libro-de-natalia-solari/ while searching for a similar topic, your website came up,
    it seems great. I’ve saved it in my google book marks.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: