29. Perú 8 MIL vuelve a la carga

(Villa) El Shisha Pangma, el más “pequeño” de los ocho mil del planeta, se ha convertido para los escaladores peruanos en una obsesión. En el 2000 los chicos de Perú 8 MIL, la aventura deportiva que lideró Renzo Uccelli, intentó coronar su cima…sin conseguirlo. A unos cuantos pasos de la hazaña inigualable, tuvieron que detener su marcha y retornar. Pudo más, aquella vez, la fuerza telúrica de la montaña nepalesa y nos quedamos con las ganas de clavar la bicolor en ese techo del mundo. No se pudo.

Cuatro años después, Máximo Henostroza, el recio montañista de la Cordillera Blanca, pudo coronar, por fin, la elusiva cumbre demostrando a los incrédulos la superioridad (cuando no la absoluta adaptación) del hombre andino a tamañas exigencias de la naturaleza. He escrito algo sobre Máximo en Viajeros (Viajeros n°10, julio 2004) y también detalló su proeza en Somos la periodista Doris Bayly. La aventura del huarasino constituyó uno de los triunfos deportivos más resonantes de ese año, a pesar de no haber contado con apoyo alguno (salvo el de una tienda de electrodomésticos). Recuerdo haberlo recibido en la antigua oficina de la revista un día antes de iniciar su viaje a los Himalayas y que le entregué lo que podía ofrecerle en ese momento: mi agradecimiento en nombre de todos por tanta osadía y un ejemplar del libro de Renzo Uccelli y Pichón Málaga sobre su estancia en el Shisha (Máximo me contaría después que el relato de los dos promotores del primer Perú 8 MIL lo acompañó las horas previas al ataque final a la montaña).

Bueno, sucede que la terquedad sigue siendo el común denominador en la vida de estos locos de la aventura y Perú 8 MIL ha vuelto a nacer (si es que acaso había muerto) y sus nuevos integrantes (Richard Hidalgo y Coqui Gálvez ), bajo la batuta del propio Pichón Málaga, hace buen rato que pusieron proa en dirección al Shisha Pangma. Qué maravilla.

Lo he dicho tantas veces. El Estado peruano tiene que ser coherente (también) al momento de apoyar a sus deportes emblemáticos y a sus deportistas más calificados. En el territorio de los relieves inauditos, los mares inagotables y las altiplanicies que rozan los cielos, las disciplinas deportivas fundamentales deberían ser otras, no necesariamente el fútbol. Decir lo que menciono parece un  acto de fe más que otra cosa; puede ser, no afirmo lo contrario. Sin embargo, la inclusión de Sofía Mulanovich en la estrategia de marketeo del producto Perú responde a esa presunción, a ese deseo recóndito. Somos el país prefecto para la práctica de los deportes de aventura, o mejor aún, para el ejercicio de las actividades al aire libre más divertidas. Por biotipo y por biotopos  los peruanos deberíamos gastar en inventiva para introducir en el ánimo colectivo deportes tan maravillosos (y apropiados) como el ciclismo de montaña, la escalada en roca, el trekking, el triatlón, en fin, tantas disciplina deportivas como escenarios geográficos tenemos.

Llevar adelante esa revolución nos tomará tiempo. Lo de ahora, en cambio, es inmediato. Pichón se va al Himalaya en abril próximo y todavía no ha conseguido reunir el apoyo económico necesario. Ya pidió licencia en la chamba, su familia le expidió –otra vez- el permiso imprescindible y la agencia asiática que se ocupa de los registros y asuntos logísticos lo está esperando. El equipo de Perú 8 MIL se viene preparando en Lima y en las alturas de Marcapomacocha y Ticlio; no quieren sufrir reveses y tienen absoluta razón. Escalar en los Himalayas es muy caro –solo ingresar al Parque Nacional Sagarmatha cuesta cinco mil dólares: casi 70 soles hay que pagar para entrar al P.N. Huascarán, su equivalente peruano-. Sumando y restando Pichón tiene que conseguir cincuenta mil dólares (las cifras que manejo son totalmente extraoficiales) y hasta la fecha solo una empresa vinculada a la telefonía se ha puesto las pilas y lo va a apoyar.

¡Qué falta de visión la de nuestro empresariado nacional, capaz, eso sí, de gastar miles de dólares en chicas guapas para promocionar adefesios! Convertir al Perú en los Himalayas de América del Sur debería ser la tarea nacional, el lugar común en cualquier hoja de ruta que intente salvar de la catástrofe el montañismo peruano y sus destinos turísticos más encumbrados. Si el aviturismo congrega miles de viajeros, ¿cuántos más podría convocar una buena campaña mediática capaz de demostrar las ventajas comparativas del andinismo en esta porción del mundo en medio de los trópicos?. La languidez del turismo en la Cordillera Blanca (y en la de Huayhuash y en la Real) es responsabilidad de quienes no han sido capaces de modernizarse, de poner sus productos al ritmo de las exigencias del mercado. Marketear la aventura del nuevo Perú 8 MIL debería ser política de Estado. Pichón me contó el domingo que pasó, que la cadena ESPN, la más importante del mundo en asuntos deportivos, se ha comprometido a cubrir todas las incidencias de la expedición (que ya  empezó a andar desde hace varias semanas). Esto quiere decir que tenemos una oportunidad maravillosa para promocionar –promocionando a Pichón- las ventajas del montañismo en Cordillera Blanca. Algo así como un Royal Tour más barato y menos rochoso. Ojalá que conjuguemos esfuerzos y nos pongamos en fila detrás de los Perú 8 MIL. Nosotros en Viajeros hemos decidido apostar por esta nueva expedición peruana al Shisha Pangma. Por esta nueva tentativa de llevar al Himalaya la ilusión siempre presente de soñadores de la talla de Renzo Uccelli y José Luis de los Heros, amigos, para siempre, en el recuerdo y las evocaciones.
 Buen viaje…

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: