17. La Candelaria de Puno

Puno.- Puno es una región extraordinaria, inmensa y geodiversa, de alturas incomprensibles y selvas densas y lujuriantes. Sin embargo, en el imaginario turístico es solo un lago y unos hombres que sobreviven en el totoral soportando como pueden  los diluvios o  las sequías más apocalípticas. Peor aún, en el agotado discurso de la real politik Puno es, después de los sucesos de Ilave, sinónimo de rebeldías étnicas y asesinatos múltiples. Nada más ajeno a la realidad que esa imagen absurda que dibujan los medios y que nadie se anima, creativamente, a desvirtuar.

Ese desconocimiento genera daños incalculables. Las lluvias del 2003, que se volvieron a repetir al año siguiente, le jugaron una mala pasada a los que todavía apuestan por el turismo y la inversión en sus actividades conexas: cientos de visitantes extranjeros suspendieron sus viajes atemorizados por las escenas de desbordes y tragedias que la televisión se apuró en lanzar a los cuatro vientos. No sabían que, como la mayoría de departamentos (o regiones) del Perú, la superficie de Puno podría albergar a más de un estado europeo. Y que por tanto, valía la pena identificar las zonas de desastre y tomar acaso las previsiones necesarias. No la búsqueda de nuevos paraderos.

En febrero del año pasado viajé a Puno especialmente motivado en conocer a la virgen morena más famosa de los Andes del sur, la Mamita Candelaria. No haber ido antes resultaba, después de tantos años de navegación por el Perú, una omisión imperdonable. Y lo que vi me dejó perplejo y maravillado. La fiesta de la Virgen de la Candelaria, de Puno, refleja como ninguna otra manifestación popular, los profundos cambios que la modernidad ha cernido sobre los Andes. La celebración de aromas campesinos que alguna vez celebrara José María Arguedas no existe más, en su reemplazo ha surgido otra, más dinámica y bulliciosa, que tiene como leit motiv no lo estrictamente religioso sino más bien lo profano, que en el interior del Perú es lo mestizo, lo multicultural. Ese crisol de razas y culturas que el propio Arguedas entrevió durante su estancia en el Chimbote de Los Zorros de Arriba…. El Perú del desborde popular y los excesos.

Treinta y cinco mil actores callejeros –entre músicos y bailarines- toman por asalto las calles de la ciudad para saludar a una virgen de tez cobriza y mirada triste que alguna vez sirvió de inspiración y rebeldía a los hombres del socavón y las tragedias mineras. Durante semanas Puno baila y se emborracha al ritmo de las bandas que van llegando desde Oruro, en Bolivia o los pueblos de los alrededores. Los trajes de los convocados definen los nuevos gustos: faldas que lo lucen todo y telas de colores chillones y exaltados. Los diablos y las chinas sajras ya no visten de rojo como antaño, hoy sus brillos tienen los tonos del verde y sus máscaras los materiales que la modernidad ha traído desde otras regiones. Y lo más extraordinario para quien arribó de la capital: los muchachos y muchachas que en la mañana participaron de las comparsas al ritmo de la música vernacular, en la noche atiborran las discotecas de turno para bailar al compás de las melodías de moda. Como para creer que las identidades se superponen o coexisten.  Puno bien vale una visita.

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy pocas regiones son lo que la prensa tilda, buscan lo bueno o lo malo, pero no lo esencial. Se está perdiendo aquel espíritu de aventura que antaño los llevaba a buscar más allá de lo evidente.

    Muy interesante tu artículo Guillermo, bastante conciso, todo lugar tiene su encanto, que debe ser descubierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: