61. Hola Jana, qué lindo puede ser el futuro…En la ruta Canta-Huayllay, publicado el 4 de febrero de 2008

Jana tiene diez años y quiere ser doctora. Es la tercera hija de Alcibíades Cristóbal, el simpatíquismo líder local que desde Canchacucho, en el interior del Santuario Histórico Bosques de Piedra de Huayllay, conduce un pequeño albergue familiar que ha sido acondicionado ex profeso para entregarle al forastero la más autorizada cátedra sobre el coloso lítico y su significado cultural. Jana es la guía que nos ha de conducir por la ruta 1 del complejo y nos ha ofrecido apurar el paso para mostrarnos las figuras de este sector que ella conoce como ninguno. Su abuelo, su padre y sus hermanos nacieron en la misma parcela que les sirve ahora como lugar de trabajo. Lo suyo es una empresa familiar dedicada al turismo. Son las dos de la tarde y debemos apurarnos, Lima nos espera para regalarnos un poquito de sol luego de estos días por la sierra tan cargada de esas nubes que anuncian lluvias y el inicio de una buena temporada agrícola.

Con Fernando Vera, ayer en la tarde, llegué al santuario histórico después de remontar toda la cuenca del río Chillón y haber navegado, despacito y embelezados por tanta belleza, por las lagunas y bofedales de la Cordillera de La Viuda y los contornos de Huayllay, el pueblo minero que desde hace diez años vengo visitando. Nuestra intención esta vez no era otra que recorrer todo el valle, desde sus partes bajas hasta donde se mecen los macizos de La Viuda y de allí dar un salto a Huayllay, en la región Pasco. Como es de dominio público, pronto se construirá el afirmado por estos caminos y una nueva carretera terminará de diseñar lo que desde siempre ha sido un circuito turístico de infinitas posibilidades de uso.

Jana no sabe, no se ha dado cuenta aún, que es hija de los nuevos tiempos. Mira al mundo con la misma seguridad con que los niños de las grandes urbes acomodadas suelen atisbarlo. Desde hace unos añitos estudia en Tarma, parte de la familia Cristóbal ha tenido que mudarse allá para acompañar al hijo mayor que está estudiando para ser administrador de empresas y cada fin de semana o en vacaciones vuelve a su Huayllay de siempre para ayudar a apuntalar la economía familiar haciendo guiados. Quiere conocer el Cusco y le agradaría que cada vez más visitantes recorran las rutas que el Inrena y los comuneros de Huayllay han ido construyendo dentro de las 6,815 hectáreas del Santuario Bosque de Piedras de Huayllay. Son siete y en todas lo que se observa es impresionante. Por resta ruta, la uno, la de Jana, nos fuimos topando con lagartos, indios que cuidan con los brazos cruzados el horizonte todo, con focas y perritos de circo, con un duende y con una tortuga y casi al final del recorrido con un refugio natural que alguna vez, hace diez mil años, alojó a artistas capaces de pintar para la posteridad llamas gigantescas y llenas de vida en su interior. Por ella nos enteramos también que ya son 360 las figuras que su padre y otros guías locales -saludos Dalia Roque- han identificado en todos estos años de trabajo por hacer del Santuario un ícono en la región que genere desarrollo y devuelva autoestima.

Autoestima. Sí, el turismo no solo debe medirse por la cantidad de monedas que genera, que por supuesto importan y son necesarias en economías como las de los pobladores de la sierra de Lima o los andes centrales de nuestro país, sino, sobre todo, por esa capacidad tan particular que tiene como actividad para mejorar “calidad de vida” y generar con ello rostros más felices y seguros como el de Jana. En todas partes, tal vez como producto de liderazgos extraordinarios como el Alcibíades Cristóbal, en Huayllay o el de la señora Flor de la Asociación de Servicios Turísticos Santa Rosa de Quives-Valle del Chillón, van creciendo los peruanos y peruanas del futuro. De un futuro mucho mejor, obviamente. Gente humilde que a fuerza de empeño y recuperación de identidades culturales empiezan a mirar el mundo desde otra perspectiva. Como Jana, la niña de Huayllay que nos alegró el ingreso a Lima, la de siempre.

Buen viaje…

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: