10. El pisco como metáfora

Los que ilusamente creen que la campaña del último 8 de febrero a favor del pisco sour, variante muy sabrosa del más reconocido de los aromáticos peruanos, es suficiente para impulsar su producción y estima entre los consumidores, se equivocan. Como que también  caen en grueso error los que pretenden iniciar cruzada similar en beneficio del ceviche nacional. O de la chirimoya, la peruanísima maca o el yacón.

 

En asuntos como éste manda el mercado. Esa es verdad monda y lironda, lo demás son sólo pataletas patrioteras que ya sabemos los beneficios que traen. Los datos, en ese sentido, son contundentes: nuestro vecino del sur logró exportar  el último año cincuenta millones de litros de pisco, mientras los productores peruanos, en el mismo lapso, apenas alcanzaron los cien mil. Y si las estadísticas no mienten, debemos aceptar que el peruanísimo pisco ni siquiera ha logrado ganar la preferencia de los consumidores de debidas alcohólicas en nuestro país y son los ocho millones de litros producidos el mejor reflejo de una crisis que en nada tienen que ver los pisqueros de Chile.

 

El pisco peruano está en crisis por acción de las autoridades locales que no han sabido proteger, históricamente, la bebida de bandera. Está en crisis porque el agro colapsó hace mucho tiempo y el desastre alcanzó a los productores que se empobrecieron sin poder modernizar equipos y tecnologías. El pisco peruano entró en catatonia porque el mercado exige calidad y no certificados de alcurnia venidos a menos. Nada más. No son las campañas publicitarias de mal gusto y evidente tono antichileno, como la que emprendió hace algunas semanas Gustavo Rodríguez, de la agencia Quorum, lo que va a rescatar a nuestro aromático de la debacle en que se encuentra, comparativamente hablando.

 

No. En esos territorios donde reina la oferta y la demanda, son otros los conceptos que hay que manejar y esos suenan más a competitividad, producción, medidas de control, estándares de calidad, promoción. Los pugilatos histórico-legales sólo conducen a medievales conflictos con quien podría ser un buen socio en el afianzamiento de la marca en los mercados internacionales. El revanchismo no es buen aliado en la recuperación –o hablemos mejor, en el posicionamiento- del riquísimo y nunca bien ponderado pisco peruano. ¿Acaso el vino chileno o el argentino impusieron condiciones en los mercados internacionales apelando a denominaciones de origen u otras goyerías?. No, el triunfo de los vinos sureños tomó el cauce que nosotros proponemos para el buen licor de Pisco…además, claro está, de las siempre útiles medidas de promoción.

 

Si actuamos postergando resentimientos y apuntamos, como lo afirmó en una entrevista televisiva Eduardo Iriarte, ministro de la Producción, a incentivar la elaboración de un buen pisco –el mismo funcionario advirtió que solamente el 1,5% de la producción nacional cumplía esos merecimientos-  a partir de una mejoría sustancial de los niveles de calidad, tal como lo propone la reglamentación aprobada recientemente por Indecopi, el pisco podrá ser la bebida de exportación que todos queremos y logrará imponerse sobre la competencia a partir de méritos propios y no gracias al ineficiente recurso de la zancadilla de los avisos pagados y las campañitas direccionadas desde algún órgano del Estado que bien podría dedicarse a otra cosa. Ojalá que el Día Nacional del Pisco Sour haya servido para  visualizar mejor la problemática de este importante producto y podamos planear una mejor estrategia de posicionamiento internacional. 

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: