18. El otro Royal Tour, el de Lan Perú y las cadenas de cable

(Ticapampa, Recuay) Resulta curioso, por decirlo de alguna manera, que el debate de ciertos temas sobre el turismo nacional se produzca como consecuencia de la exposición de dos documentales –uno de ellos sumamente desafortunado- y no como resultado de un intento concertado entre el sector público y el privado para   ponerse de acuerdo sobre la marcha del negocio y su adecuada sostenibilidad. En coyuntura tan propicia para la discusión alturada, ahora que se ha aprobado el Pentur 2005-2015 y están por publicarse los resultados de la Cuenta Satélite del Turismo, entre otros esfuerzos, la opinión pública parece más interesada en el Royal Tour del Presidente Toledo o en el documental inglés que durante veinte días –y más de tres años- se ha venido propalando tanto en una línea aerocomercial como en la señal de cable. Impresionante.

Hildebrandt se rasga las vestiduras, fiel a un antichilenismo confeso y consecuente, y despotrica contra el documental de marras y sus propagandistas de turno (Lan Perú, dixit) mientras el desastre de la aeronáutica nacional sigue su curso y Aero Continente se da el lujo de publicar en Correo un aviso convocando a pilotos, mecánicos y tripulantes para volver a operar en los mismos cielos (suponemos) que contribuyó a contaminar con su política de precios liberados de todo control y  artimañas de cualquier género. Como en el 2004, el año del rush turístico peruano, este 2005 parece querer repetir las mismas historias: pasajeros que no entienden nada, líneas aéreas que colapsan y dejan de volar, como hace unas semanas Magenta Air, y oportunidades para consolidar productos turísticos por todo el Perú que se pierden por acción de la inacción. ¿Acaso no sabían nuestras burócratas del Mincetur y Prom Perú que el video tan cuestionado se veía pasando en los canales de  cable y más de tres compañías aéreas por todo el mundo?

Nuestra posición es clara. El tema debe ingresar en los linderos de la discusión comercial: un socio –y en esto resulta claro que Lan lo es en su calidad de proveedor de un servicio turístico de crucial importancia- debe comportarse de la mejor manera con su contraparte; debe saber manejarse con cuidado para que los beneficios mutuos de la sociedad convenida crezcan y se hagan más sólidos. Y si eso no se produce, una de las partes –obviamente la perjudicada- tiene el derecho de revisar los términos de la relación y plantear soluciones concretas y rápidas. Nada más. En buen cristiano, lo otro es meterse en los territorios de la política, el chauvinismo, el magalismo y los complejos de siempre. Que el presidente de la versión peruana de Lan pida públicas disculpas a la opinión pública y asista a la comisión parlamentaria que investiga el caso para dar las explicaciones necesarias, resulta una buena señal de arrepentimiento y ganas de solucionar problemas y controversias. Que el ministro –o sus allegados- pidan resarcimientos que en algo tengan que ver con la madre del cordero, vale decir que el grupo aerocomercial chileno prepare un video de promoción de las ventajas turísticas del Perú, que más que aumentar la cuota de visitantes repare dignidades ofendidas, también nos parece oportuno.

Pero que se quemen banderas del país vecino en una manifestación verdaderamente delirante en Iquitos (patrocinada además por un cuestionado frente  regional) y que en el Parlamento se exija la suspensión de la licencia de vuelo de la mencionada transnacional nos parece una exageración, una verdadera pérdida de tiempo. Tanto como la que nuestra clase política (nacional y regional) perdió, desviándose del debate de los grandes asuntos nacionales, a propósito de las pintas brutales que dos muchachos chilenos hicieron sobre un muro incaico en   las inmediaciones del Museo de Arte Precolombino de la ciudad del Cusco y que al final sirvió para ocultar los malos manejos que como sociedad civil –para no seguir liquidando al Estado- venimos haciendo en relación a nuestro patrimonio monumental y cultural.

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: