25. El ICC-Ica, otra ilusión

(Ica) Conozco a Pablo Merino, ecologista y bachiller en  Biología por la Universidad San Luis Gonzaga de Ica, desde hace varios años. Con él recorrí por primera vez la ensenada de San Fernando, en Marcona y con él volví después de buen tiempo a Paraíso, el humedal al norte de Lima que los activistas  del proyecto Refugios del Desierto venimos protegiendo.

Pablito de Ica, como lo llaman los que lo han visto en acción, es una autoridad regional en ecología, turismo sostenible y conservación. Alumno aplicado –y sumamente inquieto- de la universidad iqueña, Merino se fue convirtiendo, desde la aparición de nuestras publicaciones, en el más decidido corresponsal provinciano de Viajeros. En Ica, Palpa, Nasca, Marcona nuestra voz creció con el apoyo de quien había dirigido también con mucho éxito la filial  del Foro Ecológico en su ciudad.

Pues bien, Pablo Merino y sus muchachos (veinte milicianos de la conservación y el desarrollo social) han decidido fundar la primera representación regional del Instituto Conservación y Culturas (ICC), organización  que venimos impulsando y que pretende convertirse en el brazo ideológico de la revista Viajeros y los demás productos que hemos puesto en circulación desde el 2002.

El ICC es una asociación civil sin fines de lucro que intenta agrupar buenas intenciones en la búsqueda de un objetivo  concreto: la preservación y puesta en valor del patrimonio natural y cultural del Perú. En esta tarea hemos confluido profesionales y gentes de toda procedencia: periodistas, biólogos, antropólogos, amas de casa, estudiantes, cooperantes extranjeros, maestros de escuela, etc. Ese es su cometido y desde su creación sus “cuadros” han hecho acción cívica en Marcona, Tarapoto, Huacho, Lunahuaná y muchas otras localidades del mapa de nuestro país.

Por eso es que asistí (con profunda emoción y con la seguridad de no estar arando en el mar) a la convocatoria del ICC-Ica. En el local del Museo Regional que administra el INC tuve el gratísimo honor de juramentar al primer consejo directivo de la filial iqueña. Compartí mesa con el biólogo Víctor Injante, científico adscrito al CONACS y sensei de Pablito en estos menesteres. A la reunión asistieron también la Sra. Matilde del Solar, de Salvemos Huacachina y Luisa Gómez, de la agencia local Las Brujas de Cachiche.

Acabada la  cita –fotos y pisco sours de reglamento- los jóvenes miembros de esta primera filial del ICC, se sentaron a conversar, amenamente y sin apuros, de lo que se viene. San Fernando y su promesa, el deporte de aventura en  Cerro Blanco y las vicuñas de Chavín, en Chincha; los humedales de Tambo de Mora, los sueños de la gente de Palpa; en fin, tantas cosas que ocupan la agenda de la región. Finalmente, el turismo puede enderezar rumbos en Ica, eso nos quedó claro a todos. Ojalá que caminemos con buen pie, sin prisas y sin desánimos. Con realismo, en todo caso hemos quedado en trabajar un primer taller  de reconocimiento de problemas y  generación de propuestas en octubre próximo. Allí estaremos.
Buen viaje…

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: