60. El Estado como enemigo del desarrollo: el caso de Turismo Nacional, publicado el 31 de enero de 2008

Estaba a punto de llamar a Nelly Rojas, la curtida periodista de Radio Nacional, para pedirle un espacio en su sintonizado programa que nos pueda servir de tribuna para mover (así hablamos en el argot periodístico) un par de temas vinculados al turismo en Puerto Maldonado y Pacobamba, Abancay, cuando recibí un mail suyo contándome que los nuevos ases de la emisora estatal habían decidido retirar de la programación oficial su sintonizado Turismo Nacional, el imbatible espacio que teníamos los peruanos, los martes y jueves, para hablar de desarrollo, de futuro, de todo lo que venimos construyendo. Verdaderamente, un escándalo.

El de ayer fue un miércoles negro, no me quedan dudas. Al derrame de petróleo en Zorritos debemos sumarle este agravio para la causa que defendemos. Nelly Rojas Vargas, cronista con más de treintaicinco años en Radio Nacional es, lo digo sin apresuramientos ni exageraciones, la más notable periodista especializada en turismo que labora en nuestro medio. ¿Lo sabrán los episódicos programadores de la radio que este año festeja 71 de ininterrumpida labor? Estoy seguro que desconocen de quien se trata ni qué movimiento tan contraproducente acaban de hacer en la programación de la emisora que debería ser de todos los peruanos. Pocas como ella han sabido interpretar el estado de ánimo que bulle en el interior del Perú y que venía reclamando una actividad turística horizontal, sin vivos al gane o “indiecitos” disfrazados de aborígenes por un par de monedas y punto. Su programa, que se escuchaba en casi todos los confines de la patria, se había ido convirtiendo, con el correr de los años, en una luz muy potente que no hacía otra cosa que alumbrar escenarios felices para la práctica de una actividad que ha despertado expectativas y promesas miles.

Que el turismo no sea una simple promesa y que su anuncio -y su práctica- genere desarrollo y equidades sociales. Esa era la preocupación de Nelly, aclaro, esa es la preocupación de la valiente mujer que se pretende dejar de lado para colocar en su lugar la voz aflautada y seguramente complaciente que anuncie a los nuevos valores del criollismo nacional. El único servicio que le hacen a la música más limeña de todas las que oímos los peruanos (y que me disculpen los criollos) es que los radioescuchas de Nacional giren el dial y vayan en busca de señales que sí hablen de las provincias y se ocupen de lo nuestro.

Espero que la insensatez de los directivos de Radio Nacional sea corregida y que repongan Turismo Nacional para seguir recorriendo la rutas turísticas del Perú, caminos por cierto, que abrigan en su interior temas tan urgentes como los del derrame del petróleo en Zorritos y su impacto en el turismo playero, en la economía de pescadores de los contornos y en los Manglares de Tumbes. Estoy convencido de que Nelly hubiera estado ayer conectada con nuestros hermanos de Tumbes para alentarlos en su lucha contra la ESTUPIDEZ colosal del binomio empresa privada (irresponsable)-estado servil y hubiera dicho lo suyo. No podemos dejar que se apague la voz más sonora de la radiotelevisión nacional. Tenemos que hacer algo…

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Ví a la Sra. Nelly Vargas en la ceremonia de premiación del concurso Reportaje a la Biodiversidad, le pregunté a un amigo común si es que ya habían repuesto su programa en la radio y me dijo que no. Qué vergüenza Radio Nacional!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: