48. Dos películas peruanas y una vieja historia

(Pantanos de Villa, 13 de noviembre de 2006) Kris Kristinsson es un holandés viajero que después de varios años de recorrer el mundo decidió hacer una escala técnica (de varias temporadas) en Huaraz, al pie de la Cordillera Blanca, donde dirige un portal muy visitado, colecciona amistades y hace cine. Lo conocí semanas atrás en Hatun Machay; ambos cubríamos las incidencias de la primera expedición del proyecto Culturas Vivas, que lideraron el Grupo Viajeros y el ICC (ver Cuadernos de Campo 42 y la última edición de la revista Viajeros, también el portal Viajeros OnLine), así que aprovechamos los pocos espacios que nos dejaba la chamba para hablar de periodismo de viajes, del turismo que se viene gestando en la zona, de los problemas y contradicciones que suele originar cualquier emprendimiento de este tipo, de todo un poco. Casi al final de nuestro trabajo en la zona, me confesó que estaba ad portas de  dar a luz su proyecto más ambicioso: el estreno de la película Ruta del Jaca, su opera prima cuya trama transcurre en el Perú, ese espacio que para los europeos como él trasluce exotismo puro, irrealidades y amores locos.

Se lo comenté: a los holandeses que he conocido en tránsito por el Perú, los pasa de vueltas el rugido de los desiertos al pie de un mar azulísimo, las montañas indómitas, el calor asfixiante de la Amazonía, la cultura exuberante que brota en cada uno de sus rincones. Pero también los Dodge modelo 72 que agonizan en las carreteras y las bocinas de los camiones que a duras penas recorren pistas que hace mucho tiempo dejaron de existir en Europa. Son tantas cosas impactantes que muchos de ellos tiran la toalla, abandonan el confort de sus ciudades y empiezan de nuevo en estas soledades. Ruta del Jaca plasma en largometraje ese mosaico, pienso, de impresiones, esa atmósfera indescifrable que el viajero capta desde su arribo al Jorge Chávez. Un país de contradicciones, de compromisos, de búsquedas personales.

La película entonces no es otra cosa que un homenaje a la nueva casa, al hogar ideal que Kris ha inaugurado al pie del Huascarán. Y en eso el cineasta debutante no hace ninguna concesión. Es enteramente honesto con su mirada y es esa franqueza cinematográfica lo que conmueve al espectador, no el despliegue técnico ni la producción que son, como era de esperarse en un realizador que vive de sus sueños, de una austeridad también conmovedora. Kris me invitó en Hatun Machay al estreno limeño del film, por eso no podía dejar de estar en primera fila el miércoles pasado en la sala de exhibición que los amigos de Nómade Backspacker improvisaron en el lobby del hostal. Allí, un grupo pequeño de espectadores, entre ellos el Sapo Camino y Carlo Brescia, nos reunimos para celebrar la osadía de Kristinnson. La película se mueve en varios planos; el primero, narra la historia de Matt (Matt Lorenz), un newyorquino apocado por la muerte de sus padres que decide, veinte años después de dicho suceso, viajar al Perú para buscar la verdad que se esconde detrás de la versión oficial que le endilga a Sendero Luminoso la autoría del asesinato de sus progenitores. El segundo plano, es  el de la historia de Rosalinda (Rosalinda Guerrero), una humilde muchacha que sueña con emular a Sonia Morales, sí, la de carne y hueso, una cantante popular que estremece la región y que, mientras crecía en su pueblo natal, se relacionó con los padres de Matt.

Matt y Rosalinda se conocen en un desvencijado hotel de Huaraz y desde un primer momento desarrollarán una amistad cómplice que les permitirá culminar sus pesquisas íntimas. Para concretar las suyas el gringo deberá internarse en los territorios del jaca, el cuy sanador y la ayahuasca, la soga que hace trepidar el inconciente. En esa búsqueda Matt viaja a Chiclayo con Víctor (Pietro Sibile) y se tropieza en Iquitos con Sonia Morales. También con la verdad sobre la muerte de sus padres.

Un caleidoscopio. Esa fue la primera impresión que me sugirió la película de Kris Kristinnson. Una sucesión de situaciones impactantes que van formateando la visión de una experiencia tan vital como es la de un viaje. De esta manera, Ruta del Jaca, más que una ficción es un retrato de lo que siente el viajero en un país (un territorio) que limita entre lo real y lo maravilloso. O sea, una fotografía, un documento de parte que sirve como pretexto para entretejer una historia, cualquier historia. Y en esa intención, la mirada de los  Andes que tiene Kris no es para nada complaciente, tampoco está teñida por idealizaciones absurdas o estigmatizaciones peligrosas. Esto lo menciono porque me he referido a la película de Claudia Llosa, Madeinusa, para afirmar que entre nosotros los costeños existen visiones que  no están reflejando lo que ocurre en las fiestas de la serranía peruana y que en una coyuntura como la actual, de evidente rechazo a lo indio, los mensajes que se generan en productos como aquel no contribuyen para nada al proceso de construcción de una identidad colectiva que se sustente en el respeto a las múltiples identidades que habitan este cosmos llamado Perú.

Vargas Llosa afirma en su interesante trabajo sobre Arguedas que en nuestro  país la literatura ha servido de escenario para el debate ideológico y la denuncia. Lo que no pudieron hacer los científicos sociales y políticos radicales lo logró el Paco Yunque de Vallejo o las novelas de Ciro Alegría. Bueno, el cine también ha cumplido en el Perú el mismo papel. Ha sido el campo de combate ideológico donde nuestros dramas –el problema indígena, uno de ellos- pudieron encontrar un espacio para la confrontación. Huayhuaca comenta que la primera empresa filmográfica nacional, Amauta Films, se estrenó en 1937 produciendo películas que, pretextando tramas inverosímiles, se encargaba de mostrar paisajes sociales complejos. Fue un cine de denuncia, casi documental.

Idéntica fue la producción de la llamada escuela cusqueña, la que siguiendo la pauta del maestro Martín Chambi, continuaron en el Cusco Figueroa, Nishiyama y Villanueva.  “En la versión cusqueña, acota Huayhuaca, el cine será testimonial de la realidad o no existirá. Solo que para ellos la realidad se achica a la realidad indígena serrana y ésta se reduce, a su vez, a sus fiestas y ceremonias, es decir, a su lado más plástico, es decir, a su lado fotográfico”.  Sé que entre estos pioneros del cine nacional, la escuela cusqueña inició su lucha en 1955, y nosotros, han pasado muchísimas cosas y el cine, como cualquier otro arte, no tiene porqué seguir reproduciendo tensiones ya superadas. Sin embargo, si partimos de la premisa de que las dos películas que comentamos pretenden ofrecer una visión, particular es cierto, de un mismo universo, el andino contemporáneo, prefiero la de Kristinsson, un extranjero que ha sabido plasmar de una manera más caleidoscópica  el tejido interior de un mundo que sigue siendo tan ancho y tan ajeno. Yo no milito en la causa del miedo a lo indio.

            Buen viaje…

Ha muerto John Murra

En octubre pasado murió John Murra, el peruanista que más ha contribuido al entendimiento del mundo andino contemporáneo. Las nuevas generaciones conocen poco la obra del antropólogo rumano-norteamericano que halló en el Perú su objeto de estudio. Murra fue un académico preocupado por el devenir de nuestro proceso histórico, contribuyendo como pocos al despegue que tuvieron las ciencias sociales en nuestro país a partir de la década del sesenta. Fue fundador del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y amigo personal de José María Arguedas. Discípulos suyos fueron Franklin Pease y María Rostworowski. Recomiendo la lectura de Formaciones Económicas del Mundo Andino y el libro testimonial Conversaciones con John Murra que editó hace algunos años el IEP. Lo vamos a echar de menos.

Sierra Turística a trompicones

Me comentan que el mentado lanzamiento del programa gubernamental Sierra Turística fue el despelote. Anunciado para hacerse público en la parte media de la cuenca del río Lurín con la participación del presidente de la República, al acto de inauguración jamás llegó Alan García debido a los informes de su seguridad que daban cuenta de la presencia en la zona de demasiada gente extraña. En otras palabras, lo que debió ser un evento protocolar, de impulso a una campaña de promoción turística, devino en un hecho político, de claro contenido proselitista. Cientos de excursionistas llegaron el día previo a las inmediaciones de Nieve Nieve y Antioquia alentados por funcionarios estatales que quisieron inflar, ya lo dije, un evento de características internas. Al final, reinó el caos y la improvisación, la gente local se sintió agredida y los estrategas del programa solo fueron capaces de mostrar improvisación y desatinos.

Ya apareció la edición 19 de la revista Viajeros

Está en circulación la última edición de la revista Viajeros que trae en este número un especial sobre la pretendida construcción del puente Carrilluchayoc, en Santa Teresa. Luis Eduardo Cisneros, trejo periodista de investigación, viajó  a la zona para tomarle el pulso a una población en pie de lucha y decidida a todo con tal de ejecutar una obra que ha sido cuestionado por el INC, Inrena y el Mincetur.

Marco Avilés, cronista regular de Etiqueta Negra, presenta un trabajo sobre la ayahuasca que merece ser leído por presentar ángulos distintos sobre un tema de moda. Anna Cartagena cierra temporalmente el primer capítulo del proyecto Culturas Vivas con su artículo En los altares de Hatun Machay y el reconocido fotógrafo Alejandro Balaguer nos envía desde Panamá un reportaje fotográfico sobre el Parque Nacional Chagres, una joya natural entre dos océanos. No se la puede perder, se agota rápido…

 

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. I tried out different electronic cigarettes found in the market,
    but none of which satisfied me personally as Bull Smoke
    do. I can point out these are quality e cigs which help you enjoy cigarette smoking,
    without worrying concerning your health.

  2. Yes! Finally something about cairns hotels.

  3. Hurrah! At last I got a webpage from where I be able to truly take helpful data concerning my study and knowledge.

  4. If you want to obtain a good deal from this paragraph then
    you have to apply these methods to your won website.

  5. great issues altogether, you simply received a new
    reader. What may you recommend about your submit that you made a few days ago?
    Any sure?

  6. I know this if off topic but I’m looking into starting my own weblog and was curious what all is required to get setup? I’m assuming having a
    blog like yours would cost a pretty penny? I’m not very web savvy so I’m not 100% sure.

    Any tips or advice would be greatly appreciated. Cheers

  7. Thanks for the marvelous posting! I seriously enjoyed reading it, you happen to be a great author.
    I will make certain to bookmark your blog and will eventually come
    back at some point. I want to encourage one to continue your great work, have a nice holiday weekend!

  1. Pingback: » Sonia Morales habla sobre “Ruta del Jaca” » Cinencuentro - No podemos parar de hablar de cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: