27. Buenas noticias para Paraíso

(Villa) Vivo en Villa desde 1995 y puedo decir que lo que más me llamó la atención de sentar raíces fuera de Lima fue  la voluntad de vivir entre pájaros y brumas, en el corazón mismo de un área natural protegida, mirando el mar y sintiendo por las mañanas su embrujo y sortilegio. Si para algunos  habitar los suburbios de la gran ciudad era antes que nada una cuestión de estatus para mi establecerme en los pantanos significaba responder sin medias tintas a esa llamada de la selva que me decía que era tiempo de dejar de ser un animal de las veredas y volver a convertirme –de una vez y para siempre- en pasajero del camino.

No me quejo. Diez años después de tamaña decisión Villa me ha enseñado como ningún otro espacio del Perú lo que significa amar la naturaleza y tratar de entender sus ciclos y su Orden. Amén de ello, a los pantanos le debo el hecho de haber aprendido a valorar el significado de los humedales en la formación del proceso de la cultura peruana y un empírico aprendizaje ornitológico. Lejanos parecen los textos donde en solitario llamaba la atención (en 1998) sobre la necesidad de salir de lo coyuntural en asuntos asaz de problemáticos como el de Luchetti para sembrar las bases de una apropiada clasificación (y posterior conservación) de la zona reservada. Para mí Villa debía incluirse en el SINANPE como Santuario Histórico y su gestión puesta en manos del Inrena, no del Serpar ni  otro ente jurisdiccional de menor peso. De Villa mis elucubraciones me llevaron a Puerto Viejo y  Ventanilla  y luego a Paraíso y Medio Mundo, bien al norte de nuestro departamento. Los cinco constituyen un archipiélago de vida natural en el corazón de uno de los desiertos más extremos del planeta.

Por ello es que la propuesta de Alejandro Tello –villano como yo- de intervenir en Paraíso para intentar salvar el humedal de la depredación y el crecimiento urbano que avanza incontenible desde Huacho me pareció genial. Con Alejandro ya habíamos trabajado en el proyecto Refugios del Desierto en península de San Fernando y entre nuestras victorias políticas producto de esa intervención tan comentada podíamos exhibir la paralización del despropósito urbano que se quería impulsar en la misma zona donde anidan los cóndores  y aún es posible atisbar tropillas de guanacos. En enero del 2004 (así lo consigna la edición n° 7 de Viajeros) lanzamos formalmente la iniciativa y en el verano pasado visitamos el área para tomar contacto con su realidad natural y cultural. Paraíso, como lo refiere el ornitólogo Oscar González, miembro del equipo expedicionario que participó de la evaluación técnica de mayo último, es uno de los pocos humedales costeros que aún no ha sido alterado del todo por el hombre  y en sus espejos de agua y zonas de influencia se pueden registrar 125 especies de aves, entre ellas el poco común Gaviotín peruano (Sterna lorata), la aguja moteada (Limosa fedoa) y el playero aliblanco (Catoptrophorus semipalmatus). Y, por cierto, una de las más concurridas comunidades de flamencos o parihuanas (Phoenicopterus chilensis) de la costa peruana.

González afirma que posiblemente Paraíso sea el humedal limeño con mayor cantidad de especies de aves y eso lo convierte (de hecho y de derecho) en un escenario ideal para la práctica de actividades ecoturísticas y de conservación. Ese es el camino que tenemos que recorrer para salvar Paraíso de su inminente destrucción y esa senda se ha empezado a transitar con la aprobación de la Ordenanza Regional que comentáramos en nuestro último Cuadernos de Campo. La norma que el Gobierno Regional de Lima Provincias ha emitido (OR N° 006-2005-CR/RL,El Peruano, 27 de setiembre de 2005) suspende los actos de venta y/o lotización del humedal y alienta la preparación del respectivo documento técnico que le dé a Paraíso el estatus que le corresponde. Me animaría a decir que este debiera ser, en un primer momento, el de Zona Reservada, paso previo para su posterior admisión al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) o su declaración final como Área de Conservación Regional (que es la propuesta que mis amigos Alejandro Tello, Norka Moya y Oscar González vienen impulsando). Las dos medidas en mención tienen como lugar común el evitar la invasión de las urbanizadoras y detener el trabajo destructivo los vivos de siempre en las áreas de influencia del humedal.

No podemos olvidar que en los sucesivos ingresos a Paraíso no hemos dejado de encontrar casquetes de perdigones y evidencias de la desafortunada caza furtiva en el área. Menuda tarea que les queda a los miembros del equipo Refugios del Desierto. Un documento técnico no es un simple alegato por la conservación, no, trabajo de este tipo necesariamente requiere del concurso de especialistas del más alto nivel y con experiencia acreditada en ejercicios similares. Por eso es que me animo a pedir públicamente el concurso, en esta segunda etapa de la intervención, de personalidades de reconocido prestigio en la materia para que expresen opinión. Gustavo Suárez de Freitas, el ex Intendente de Áreas Naturales Protegidas, tiene mucho que decir al respecto, también Antonio Brack Egg. Todos deberíamos preocuparnos por nuestro Paraíso, el más notable de los humedales limeños y escenario de una batalla singular. Desde aquí seguiremos bregando en esa dirección. No solamente porque es necesario salvarlo de la “inanición” sino también porque  es importante demostrar (y demostrarnos) que la acción cívica puede ser capaz de detener desaguisados ambientales y sembrar jurisprudencia.

Mis más afectuosos saludos a los amigos de Refugios del Desierto y las felicitaciones del caso a las autoridades regionales y provinciales que pusieron su granito de arena en este asunto que comentamos. También los agradecimientos del caso a Álvaro Rocha y Alejandro Balaguer, los conocidos hombres de prensa que se la jugaron por Paraíso.
 Buen viaje…

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: