28. Birtwatchismo y turismo: una buena ecuación

(Villa) En estos días Villa es un hervidero de aves. Desde los playeritos blancos (Calidris alba) que llegaron hace unas semanas hasta los yanavicos (Plegadis ridwayi), hace ya buen tiempo residentes permanentes en sus playas limosas, decenas de especies han aterrizado en el humedal limeño para reiniciar una de las festividades más alucinantes de todas las que celebramos los peruanos, la de la migración anual de las aves de esta parte del Pacífico. Fenómeno impresionante que alborota no solamente a la comunidad científica sino también al cada vez más nutrido grupo de birdwatchers locales y extranjeros que recorren los destinos del Perú para observar emplumados. El aviturismo, lo mencionan las guías y manuales, es una de las actividades turísticas de mayor crecimiento en los últimos años en el mundo. Y nuestro país un verdadero paraíso  para su práctica…

Las cifras no mienten. Prom Perú acaba de poner en circulación el trabajo que realizó un equipo de investigación que caminó entre junio y julio pasado el Circuito Nor Amazónico evaluando las fortalezas y debilidades de una de las rutas más promisorias para el fisgoneo aviar. En el documento en mención (Perú, el verdadero paraíso de las aves. Viaje de Exploración por la Ruta de las Aves del Norte del Perú, 2005) se afirma que el número de observadores de aves ha crecido 332% en los últimos veinte años y que solo en Estados Unidos la comunidad pajarera podría llegar a los 85 millones  de personas. Se trata de un turista sumamente preocupado por los entornos naturales (y culturales) de los lugares que visita, con un alto nivel de gasto per cápita y grandes deseos de involucrarse en actividades propias del llamado turismo sostenible. La mayoría proviene de países del hemisferio norte (Gran Bretaña, Suecia, Alemania, Dinamarca y Finlandia) y no sabe de privaciones al momento de ampliar su birding list personal. Una maravilla, casi un regalo de los dioses para un país que tiene el mayor registro de especies de aves en el mundo…

La idea de los que han preparado el informe (Rob Williams, Lieve Coppin y Pepe Alvarez) es clara: desarrollar las líneas maestras de una Ruta de Aves (Birding route) que invite a los birtwatchistas del mundo entero a concer/visitar las riquezas de nuestro país. Como dice el documento que comento “una ruta de aves es un producto turístico que enlaza diferentes elementos útiles para la observación aviar: sitios adecuados para ver aves, establecimientos de alojamiento, recursos para el aviturismo y guías apropiados”. La primera ruta de este tipo fue la Texas Coastal Birding Trail, establecida en los Estados Unidos en 1996 y a la fecha Sudáfrica  y Australia lideran el concepto junto a Ecuador, el único país sudamericano con birding route propia. Digamos que en materia de pajarerismo nuestro vecino del norte hace rato nos tomó la delantera y, junto a Costa Rica, Bélice y Colombia, se ha convertido en una referencia obligada para los amantes de las aves.

Tenemos que dar el salto cuantitativo que nos permita competir en buena lid en el mercado del aviturismo planetario. Hace algunos años no se podía hablar de aves en el Perú sin citar el majestuoso libro de la Dra. Koepcke, Aves del Departamento de Lima. Para todos los que empezamos en el oficio, el libro de la científica alemana era el único material disponible (en español) que podíamos llevar al campo. No había otro tratado. Felizmente las cosas han ido cambiando y la bibliografía peruana en temas ornitológicos ha mejorado muchísimo y eso hay que destacarlo. Digamos que la información interpretativa local es básica para el aviturista, que a pesar de arribar con guías de campo de primera mano necesita siempre del concurso nativo. Repasemos la producción última: A Field Guide to the Birds of Peru, la esmerada guía de Clements y Shany (2001); Field Guide to the Birds of Machu Picchu (2001), de Barry Walker; Where to Watch Birds in Peru (2004), de Thomas Valqui; los libros que alentó la GTZ alemana sobre Chaparrí y las Aves del Circuito Nor Amazónico (2005) y el que hizo para Cajamarca APREC. También  Peru, The ultimate birding destinations, el compendio que trabajó el mismo Rob Williams para Prom Perú (2005) con artículos de Pepe Alvarez, Alfredo Begazo, Gunnar Engblom, John O’Neill, entre otros.

Y si a esta interesante producción le agregamos los trabajos de Oscar González y Lucila Pautrat, la guía de Gino Cassinelli sobre las aves de Machu Picchu y los artículos que se pueden recoger en revistas especializadas y de divulgación firmados por los pajareros de la última ornada, el festival de trabajos de campo es de primera. Ni qué decir del buen nivel que vienen alcanzando los guías locales, muchos de ellos autodidactos que aprendieron el oficio al pie del cañón; ni de la profusión de trips ornitológicos de primera que se ofertan en Lima y provincias. Digamos que el pajarerismo peruano ya adquirió mayoría de edad.

Por eso es que la propuesta de Williams, Coppin y Alvarez la suscribo en todas sus partes. He recorrido el circuito palmo a palmo, viendo aves y revisando sus fortalezas como destino y lo he mencionado en más de una nota: el turismo ha sabido descentralizar mejor que ninguna otra actividad económica una región geopolítica sólida, integrada a circuitos transnacionales y excesivamente rica en bio y geodiversidad. En el Circuito Nor Amazónico se dan la mano arqueología con culturas vivas, pueblos indígenas con tradiciones milenarias, áreas protegidas con proyectos de desarrollo vigentes y visionarios, playas de arena con ríos de ensueño. En el CNA se amontonan casi seis millones de hectáreas de nuestro sistema nacional de áreas protegidas. Cutervo, Cordillera Azul, Pacaya-Samiria, Allpahuayo-Mishana, Calipuy son solo algunas de las más emblemáticas… La contribución de este Circuito (creado desde la práctica turística)  al desarrollo del Perú del futuro es innegable, por eso es que urge darle un mejor perfil a la Birding Route que han diseñado los consultores de Prom Perú; si entendemos todos que la propuesta –perfectible en todas sus líneas- debe seguir siendo analizada en sus partes e impulsada como un todo, estaremos sentando las bases para el despegue del macronorte peruano. Qué buena noticia.
 Buen viaje….

Anuncios

Publicado el septiembre 3, 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: